REUS (Tarragona) EDIFICIOS RELIGIOSOS INCAUTADOS POR EL CONSEJO MUNICIPAL

REUS (Tarragona) EDIFICIOS RELIGIOSOS INCAUTADOS POR EL CONSEJO MUNICIPAL

reus1

Estado número 3: Relación de templos devastados en la ciudad.

reus2

El 18 de diciembre de 1937, el alcalde – presidente del Consejo municipal de Reus (Ayuntamiento), Ramiro Ortega Garriga, informa al “ciudadano Juez Popular Local” sobre los edificios religiosos incautados por el Consejo de la ciudad. Al final “hace constar” que “los objetos del culto que pudieron ser hallados fueron entregados por el Consejo municipal a la Generalidad de Cataluña”. Y se despide que un “Viva muchos años para bien de la República y la causa antifascista”.

He aquí el informe del alcalde:

Que el día 18 de abril de 1936 estaban dedicados en esta ciudad a fines religiosos y eclesiásticos, los templos, monasterios, conventos, colegios y hospitales, institutos técnicos u obreros, casas rectorales, residencias, seminarios, internados o fincas de salud, con los datos que se precisan en la aludida Orden circular del Ministerio de Justicia, los edificios siguientes:”

1º.- Iglesia parroquial PRIORAL DE SANT PERE.- “Parroquia de San Pedro, con su casa rectoral de pertenencia del Consejo municipal, en buen estado, habiendo desaparecido los altares y ornamentos religiosos, con motivo de los sucesos del 19 de julio de 1936. Ocupa el edificio, con la aquiescencia del Consejo municipal, la Colectividad Agrícola. Nota: El templo fue destruido e incendiado el 21 de julio de 1936, saqueado y destinado a mercado. Fueron mutilados algunos retablos y destruidas algunas imágenes religiosas. Los elementos que quedaron fueron incautados por el Museo de Reus, junto con la orfebrería religiosa. Gran parte de estos materiales perecieron en un incendio.

2.- Iglesia parroquial de la PURISSIMA SANG.- “Parroquia de la Sangre, con su casa rectoral en estado ruinoso, habiendo desaparecido todos los ornamentos religiosos y los altares. Ocupan este edificio los talleres de Aviación, como depósito de S.A.F. – 3”. Nota: Después de saqueada y robada, fue incendiada con los retablos, la imágenes sagradas y el mobiliario. El edificio sufrió graves daños.

3.- Iglesia parroquial de SANT FRANCESC.- “Parroquia de San Francisco y su casa rectoral en malísimo estado, habiendo desaparecido los altares y los ornamentos religiosos. Ocupan el edificio los talleres de Aviación, como depósito de S.A.F. – 3”. Nota: El templo fue saqueado; destrozados los retablos, las imágenes religiosas y el mobiliario, que fueron echados al fuego. Más tarde sufrió otros daños a causa de los bombardeos.

4.- Iglesia parroquial de SANT JOAN BAPTISTA.- “Parroquia de San Juan, en buen estado, con desaparición de los altares y los ornamentos religiosos. Ocupa el edificio de la Colectividad de Carpinteros y Ebanistas”. El templo fue saqueado y destrozados los retablos, las imágenes sagradas y el mobiliario. Los materiales del interior de la iglesia fueron quemados en la calle.

5.- Colegio de SANT PERE APÒSTOL.- “San Pedro. Alto número 86. Edificio con capilla, que era pública, el cual se encuentra en buen estado, habiendo desaparecido los altares y los ornamentos religiosos. Está ocupado por Buenaventura Roca”. Nota: El colegio fue devastado, robado e incendiado.

6.- Ermita de la VERGE DEL ROSER.- “Ermita del Rosario, en la carretera de Montblanc, que está intacta, habiendo desaparecido los altares y los ornamentos religiosos. Es propiedad del Consejo municipal”. Nota: La ermita fue saqueada y destruidos los retablos, las imágenes sagradas y el mobiliario.

7.- SANTUARIO DE LA MISERICORDIA.- “Ermita de la Misericordia, en el camino del mismo nombre, incendiada y destruida con ocasión del movimiento de julio de 1936. Es también de pertenencia del Consejo municipal”. Nota: El templo fue saqueado, robaron las alhajas de la Virgen y luego incendiaron el edificio con los retablos, las imágenes religiosas y el mobiliario, que causaron gravísimos daños de fábrica al santuario. Desapareció la imagen de la Virgen, del siglo XIV.  

8.- Comunidad de religiosas HIJAS de la SAGRADA FAMILIA.- “Hijas de la Sagrada Familia, calle Cautelar 56 y un anexo en la calle Federico Soler. El edificio principal y la pequeña iglesia anexa sufrieron un incendio, a raíz de los sucesos de julio de 1936, de alcance tan formidable, que, por razones de seguridad, hubo de ser derribado. En la actualidad existe el local libre de escombros, con excepción de pequeños restos en relativo buen estado de conservación. El edificio anexo de la calle Federico Soler sufrió también un incendio en la cubierta y enseres. En la actualidad, previas obras de adaptación y reconstrucción, está ocupado por las caballerizas de la Colectividad de Transporte (tracción de sangre)”.

9.- Asilo de las HERMANITAS DE LOS POBRES.- “Hermanitas de los Pobres, en el Paseo Suñer. Edificio en perfecto estado de conservación, habiendo sido habilitado para la instalación del Grupo Escolar llamado Carlos Marx. Los enseres que existían en el mismo fueron incorporados al Internado municipal en ocasión de trasladarse los asilados a dicha institución. No se conoce la existencia de objetos de culto. Los altares de la iglesia fueron desmontados”.

10.- Convento de las CARMELITAS DESCALZAS.- “Hermanas Carmelitas Descalzas, en la calle Cervantes, 39. Edificio en regular estado de conservación, habiendo sido desmontados los altares de la iglesia. Los objetos de culto y el menaje del convento debieron desaparecer en julio de 1936. Parte de este edificio ha sido habilitado para vivienda de refugiados”.

11.- Comunidad de religiosas CLARISAS.- “Hermanas Clarisas de la Divina Providencia, en la calle San Pancracio. Edificio en buen estado de conservación, habilitado actualmente, en su mayor parte, para viviendas de refugiados. El resto del edificio, con la iglesia inclusiva, está ocupado por la Colectividad de Campesinos, que la utiliza como almacén de frutos, abonos, forrajes, etc. Los objetos de culto, altares y menaje desaparecieron en julio de 1936”. Nota: La iglesia fue saqueada, incendiada y destruida.

12.- Comunidad de religiosas ADORATRICES.- “Religiosas Adoratrices (Mejicanas), en el Arrabal Robuster, 12. Este edificio, mediante importantes obras de consolidación y reforma, ha sido habilitado para Grupo Escolar. Los altares y el menaje conventual desaparecieron en julio de 1936”. Nota: El edificio fue saqueado, robado e incendiado.

13.- Comunidad de religiosas HIJAS de la SAGRADA FAMILIA.- “Convento de la Plaza San Miguel, transformado en Grupo Escolar mediante su ampliación con el edificio de la Abadía (Casa Prioral). El menaje y los objetos de culto desaparecieron en julio de 1936”.

14.- Comunidad de religiosas DOMINICAS DE LA PRESENTACIÓN.- “Casa Convento del Arrabal Robuster, 30; habilitado para viviendas de los vecinos que residían en pisos destruidos por un bombardeo. El menaje y demás objetos desaparecieron en julio de 1936”.

15.- Comunidad de religiosas FRANCISCANAS.- “Monjas Franciscanas de la calle San Vicente Alegre. El edificio fue destruido en parte por un incendio. El menaje conventual y escolar, así como los objetos de culto desparecieron en julio de 1936. Actualmente está habilitado para alojamiento de las Juventudes Socialistas”.

16.- CONVENTO DE LA ENSEÑANZA.- “Convento de la Enseñanza, en la calle Camino de Tarragona. Tanto el edificio como sus dependencias se hallan en perfecto estado de conservación. Ha sido habilitado para residencia de refugiados. Los objetos de culto, material escolar y menaje conventual desaparecieron en julio de 1936”.

reus3

El alcalde, Ramiro Ortega Garriga, hace constar que “los objetos del culto que pudieron ser hallados fueron entregados por el Consejo municipal al Generalidad de Cataluña”. El documento está firmado en Reus, el 18 de diciembre de 1937.

 

También fueron devastados, saqueados o destruidos:

+ ASILO DEL SAGRADO CORAZÓN.

+ ASILO DE LAS HERMANAS DE VICENTE DE PAUL.

+ Colegio de las HERMANAS DE MARIA INMACULADA.

+ Colegio de LA CONSOLACIÓN.

+ Colegios de las TERESAS DE SAN JOSÉ.

+ Iglesia de la CASA DE CARIDAD.

+ Iglesia del INSTITUTO PEDRO MATA (Manicomio).

+ Oratorio de MAS CALBÓ.

———————————-

31 SACERDOTES ASESINADOS.

OCHO HAN DECLARADOS BEATOS

Sacerdotes asesinados:

1.- Beato José María Catalá Alsina, sacerdote, de 32 años de edad, asesinado el 21 de julio de 1936 en el Arrabal Robuster de Reus.

2.- Rdo. Francisco Mariné Miralles, sacerdote, de 54 años de edad, asesinado el día 22 de julio de 1936 en su domicilio de Reus.

3.- Rdo. Ramón Dalmau Pena, sacerdote, de 34 años de edad, asesinado el 25 de julio de 1936 en el paseo Pere Mata de Reus.

4.- Beato José Badía Minguella, sacerdote, de 73 años de edad, asesinado el 25 de julio de 1936 en el Camino del Molinet de Reus.

5.- Beato José Garriga Ferré, sacerdote, de 63 años de edad, asesinado el 26 de julio de 1936, en el santuario de la Misericordia de Reus.

6.- Rdo. Antonio Salvat Rull, sacerdote, de 72 años de edad, asesinado el 27 de julio de 1936 en la calle Batán de Reus.

7.- Rdo. José Cabré Cabré, sacerdote, asesinado en Reus. Se desconocen otras circunstancias.

8.- Rdo. Juan Maduell, sacerdote, asesinado en Reus. Se desconocen otras circunstancias.

9.- Beato José Civit Timoneda, sacerdote, de 64 años de edad, asesinado el 26 de julio de 1936, en la plaza de la Puríssima Sang de Reus.

10.- Beato Jocundo Bonet Mercadé, sacerdote, de 63 años de edad, asesinado el 14 de agosto de 1936, en el paseo Pere Mata de Reus.

11.- Rdo. Jaime Benaiges García, sacerdote, de 75 años de edad, asesinado el 14 de agosto de 1936, en el paseo Pere Mata de Reus.

12.- Rdo. Alejandro Ossó Fernández, sacerdote, de 65 años de edad, asesinado el 30 de agosto de 1936, en la carretera de Alcolea.

13.- Rdo. Francisco Climent Forcades, sacerdote, de 65 años de edad, asesinado el 8 de septiembre de 1936, en la carretera de Montblanc.

14.- Beato José Bru Boronat, sacerdote, de 53 años de edad, asesinado el 27 de julio de 1936, en la carretera de Reus a Vinyols.

15.- Rdo. Juan Barberá, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran otras circunstancias.

16.- Rdo. Juan Blanch, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran otras circunstancias.

17.- Rdo. Ramón Cabanach Majon, sacerdote, de 26 años de edad, asesinado en agosto de 1936, cerca de Cambrils.

18.- Rdo. Ramón Dalmau Pons, sacerdote, de 34 años de edad, asesinado el 25 de julio de 1936, en el paseo Pere Mata de Reus.

19.- Rdo. Eusebio Forcadas Ferrater, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran otras circunstancias.

20.- Rdo. José Garrabé Cisteré, sacerdote, de 66 años de edad, asesinado el 29 de agosto de 1936, en la carretera de El Morell a Reus.

21.- Beato José Gomis Martorell, sacerdote, de 45 años de edad, asesinado el 4 de mayo de 1937 en Barcelona, por las Patrullas de Control.

22.- Rdo. Carlos Grau Boada, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran más detalles.

23.- Rdo. Antonio Llauradó Parisi, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran más detalles.

24.- Rdo. Francisco Llach Canadell, sacerdote, de 50 años de edad, asesinado probablemente en Cambrils; se ignora la fecha.

25.- Rdo. Fermín Martorell Vives, sacerdote, de 57 años de edad, asesinado el 25 de agosto de 1936 en la carretera de Reus a Cambrils.

26.- Rdo. Roberto Montserrat Baliart, sacerdote, de 25 años de edad, asesinado en 1937 en las checas de Barcelona.

27.- Rdo. Eladio Parés, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran más detalles.

28.- Beato Pedro Rofes Llauradó, sacerdote, asesinado el 14 de agosto de 1936 en la carretera de Alcolea, término municipal de Reus.

29.- Rdo. Martín Subirá Arumi, sacerdote, de 34 años de edad, asesinado el 24 de diciembre de 1936, en el cementerio de Moncada – Reixach (Barcelona).

30.- Rdo. José Vallhonrat Roig, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran las circunstancias de su muerte.

31.- Rdo. Jaime Vinaixa, sacerdote, asesinado en Reus. Se ignoran las circunstancias de su muerte.

Todas las víctimas reseñadas tienen inscrita la defunción en el Registro Civil de Reus, a excepción de Juan Barberá, Juan Blanch, Eusebio Forcadas Ferrater, Roberto Montserrat Baliart, Pedro Rofes Llauradó y Jaime Vinaixa. Se ignora si ha sido inscrita su defunción. (AHN. CGT)

Francesc Basco Gracià. Periodista. Del libro inédito “La represión del Frente Popular en Tarragona”.

Según algunos “los cristianos somos generadores de odio”

Según algunos “los cristianos somos generadores de odio”

LA DESMEMORIA HISTÓRICA

LA PERSECUCION RELIGIOSA

EN LA PROVINCIA DE CASTELLON

Advierte el fiscal de la Causa General de Castellón que “el presente informe – resumen, – realizado el 11 de marzo de 1939 -, tiene carácter provisional, porque contiene solamente datos referentes a la capital y a 104 municipios de la provincia. Faltan los 37 municipios que todavía no habían sido liberados por el Ejército nacional, algunos tan importantes como Segorbe, Viver y Vinaroz, capitales de comarca. Al final de este trabajo ofrecemos datos de algunos municipios no liberados todavía”. Pertenece al Capítulo XI de la persecución religiosa en la provincia castellonense. Cabe recordar que la mayoría de las parroquias de esa provincia pertenecían al obispado de Tortosa, incluida la capital.

El número y clasificación de las víctimas pertenecientes al clero y órdenes religiosas, radicadas en la provincia de Castellón durante la dominación marxista es la siguiente:

Asesinatos:

187 sacerdotes, de ellos 61 mayores de 60 años de edad.

66 religiosos, de ellos 12 mayores de 60 años de edad.

3 religiosas, de ellas una mayor de 60 años de edad.

TOTAL, 256 SACERDOTES Y RELIGIOSOS/AS ASESINADOS.

Detenidos en zona republicana:

Cinco en total, dos sacerdotes, un religioso y dos religiosas.

Cadáveres encontrados en pueblos, que no eran vecinos ni refugiados:

75 sacerdotes, de ellos 23 mayores de 60 años de edad.

51 religiosos, de ellos uno menor de 20 años y cinco mayores de 60 años de edad.

2 religiosas, de ellas una mayor de 60 años de edad.

EN TOTAL, 128 CADÁVERES.

 

Localización de los asesinatos:

Asesinatos cuyos cadáveres han sido hallados         152

Asesinados fuera de la provincia                              10

Asesinados en zona no liberada de la provincia       13

Asesinados en la zona liberada y no reconocidos    56

Asesinados en lugar ignorado                                   25

———————————

Total ……………   256

———————————

 

Cadáveres encontrados en pueblos de la provincia,

que no eran vecinos ni refugiados:

Cadáveres identificados y contrastados……………………   91

Cadáveres identificados de vecinos lejos de la provincia…     7

Cadáveres de vecinos de la provincia, en zona no liberada.   5

Cadáveres hallados y no identificados………………………   25

——————————————–

Total……………………………… 128

————————————————–

La persecución de sacerdotes y religiosos, sin consideración a la edad ni al sexo, por las hordas rojas y sus dirigentes, es una de las características principales de la revolución protagonizada por el Frente Popular. Destruir cuanto se relacionaba con la Iglesia católica, fue la primordial preocupación de los cabecillas marxistas. Los sacerdotes y religiosos fueron perseguidos como alimañas. Se organizaron batidas por los montes para apresarlos, torturarlos y asesinarlos. Como muestra del ensañamiento y la barbarie empleados en la persecución citaremos algunos casos:

 

En PUEBLA TORNESA, el sacerdote Vicente Falomir fue maltratado de obra por unos quince milicianos. Le obligaron a subir a un camión y lo asesinaron, disparando sus escopetas contra él. (Folio 7 de la pieza 20).

 

En VILLARREAL fueron maltratados de palabra y obra los presos recluidos en la cárcel. A uno de ellos le cortaron los testículos, en el momento en que obligaban a salir del centro a un numeroso grupo de detenidos con el objetivo de asesinarlos. La primera víctima fue sacada cadáver de la cárcel. Otro sacerdote fue golpeado brutalmente, y luego le curaban las heridas con excrementos. (Folio 26 de la pieza núm. 24).

 

En FIGUEROLES, el sacerdote Miguel Martínez fue asesinado a cuchillazos y rematado a pedradas. (Folio 11, pieza núm. 35).

 

En ZUCAINA, el sacerdote Enrique Lagarda, al huir de la masía donde se había refugiado para trasladarse a su pueblo natal, fue detenido y apaleado, hasta el punto de dejarle abandonado por muerto. (Folio 4, pieza num. 47).

 

En ARES DEL MAESTRE, los cadáveres de los sacerdotes Fernando Vicente y Pascual Celma, aparecieron asesinados y con la cabeza completamente destrozada. (Folio 2 y 3, pieza num. 48).

 

En TODOLELLA, el sacerdote José Mezquieta fue detenido en la masía donde se había refugiado y maltratado bárbaramente; pero no consiguieron matarlo porque se les encasquilló el arma. Se lo llevaron a la cárcel de Morella. Luego lo trasladaron a la de Castellón, en cuya capital fue asesinado. Estando preso en la cárcel de Morella fue visitado por una hermana suya, a la que narró los maltratos sufridos al ser detenido, sin ocultar las bárbaras humillaciones a que fue sometido. (Folio 7, de la pieza 67).

 

En VILLAFRANCA DEL CID, el cadáver de uno de los sacerdotes asesinados fue hallado con la cabeza completamente destrozada y, según testigos, el cadáver apareció completamente mutilado, con los brazos, las piernas y los órganos genitales separados del cuerpo. Por otra parte, el cadáver del religioso asesinado, José María Salvador Torrijos, fue quemado con gasolina y como no acababa de consumirse se le enterró a flor de tierra, siendo su cadáver pasto de los perros. (Folios 10, 11, 12 y 13 de la pieza 69).

 

En ALCALÁ DE CHISVERT, el sacerdote Felipe Cervera fue atormentado por una turba compuesta por más de doscientas personas, disparando contra un grupo de unas ochenta personas. Uno de los milicianos se sentó encima del cadáver del sacerdote, encendió un cigarro y lo desnudaron entre las burlas de las mujeres, desfilando luego todos los extremistas del pueblo para presenciar la macabra escena. (Folios 6, 14 y 15 de la pieza 86).

 

En CERVERA DEL MAESTRE, tres sacerdotes asesinados, Felipe Cardona, Manuel Besalduch y Juan Tatay fueron vejados e insultados de palabra y obra. Pretendieron hacerles gritar “Viva la FAI”, a lo que se negaron gritando “Viva Cristo Rey”. Como respuesta, les dispararon a las piernas para prolongar su agonía, y después de rematarlos rociaron sus cadáveres con gasolina, dejando sus restos insepultos en el lugar del crimen. El sacerdote Juan Tatay fue conducido al lugar del crimen maniatado con hilo metálico; su cadáver fue profanado, hurgándole entre mofas y burlas, en los genitales. También fue quemado el cadáver del sacerdote Juan Tafalla. (Folios 6, 9, 12, 14 y siguientes de la pieza 88).

 

En LA JANA, el cadáver del sacerdote Carlos Llombart apareció chamuscado de media cintura para arriba, con vestigios de haber sido rociado con gasolina su cuerpo. Las autoridades republicanas de Traiguera, donde fue hallado el cadáver, prohibieron al médico forense que examinara el cadáver, para que no pudiera certificar la causa de su muerte. (Folio 20, pieza 93).

 

En BENICARLÓ al sacerdote Juan Alambillaga le dieron un cigarro antes de asesinarle, y al ir a encenderlo le cortaron los dedos. (Folio 25 de la pieza 110).

 

Además de los casos anteriormente citados, fueron rociados con gasolina y quemados los cadáveres de varios sacerdotes y religiosos, en los municipios de Cinctorres, Chert, Villavieja y San Mateo. (Folios 11, 14 y 20, pieza 54; folio 14, pieza 82; folios 10 y 14, pieza 85, y 6 y siguientes, pieza 92).

 

En algunos pueblos se obligó a los sacerdotes a trabajar en el desescombro o demolición de iglesias. Esto ocurrió en Benicarló y Cálig. (Folio 10, pieza 110; folio 6, pieza 111).

—————————————————————————————–

TEMPLOS DESTRUIDOS Y EXPOLIADOS.

El número de templos y demás edificios destinados al culto, así como de Órdenes y Congregaciones religiosas, destruidos y expoliados, en la provincia de Castellón, durante la dominación marxista fue el siguiente:

 

Iglesias destruidas………… 29

Ermitas……………………. 12

Conventos…………………   4

Capillas……………………   2

—————————

Total……………. 47

—————————

Entre las iglesias destruidas figura la se Cinctorres, volada con dinamita por las fuerzas del Ejército republicano en retirada. También con dinamita fue destruido el Calvario. (Folio 19, pieza 54).

 

Fueron también destruidos un oratorio público, varias capillas de Vía Crucis y lápidas y cruces de cementerios.

 

 

En CASTELL DE CABRES fue incendiado el maderamen de la iglesia parroquial y una ermita. (Folio 5, pieza 52).

 

Iglesias saqueadas…………………. 152

Ermitas…………………………….. 132

Conventos………………………….. 16

Capillas…………………………….. 19

——————————————

           Total………………………… 296

           ——————————————

 

—————————————————————————————–

 

Además de los saqueos referidos, los milicianos del Frente Popular, en BENICASIM se incautaron de la fábrica de licor de los Padres Carmelitas, del convento – colegio e iglesia de la misma orden y del edificio ocupado los las religiosas Oblatas, habiendo causado daños por un total de 936.000 pts

 

En BORRIOL se incautaron de un convento.

 

En VILLAFRANCA DEL CID, de un colegio en el que se causaron daños por un total aproximado de 27.000 pts Además de las indicadas en la relación precedente, fueron saqueadas varias ermitas y capillas de municipios de la provincia, en número no precisado. (Folios 5 y 10, pieza 15; 6 de la 17 y 4 de la 69).

——————————————————————————————–

 

OBRAS DE ARTE RELIGIOSO DESTRUIDAS

Entre las obras de Arte Religioso destruidas o robadas por los republicanos del Frente Popular, figuran las siguientes:

 

TORRE DE ENDOMENECH, además del incendio del altar mayor, fue rota en pedazos una imagen de la Virgen, muy antigua, tallada en piedra. (Folio 9, pieza 11).

BENICASIM, un cuadro de Goya. (Folio 5, pieza 15).

BENLLOCH, una imagen del siglo XIII, de considerable valor. (Folio 5 pieza 16).

OROPESA, una imagen del siglo XVI, la biblioteca parroquial y una pila bautismal de mármol blanco. (Folio 5, pieza 19).

TORREBLANCA, un lienzo de gran valor y el altar mayor, reputado como valiosa joya artística. (Folio 5, pieza 21).

ADZANETA, varias tallas de la Virgen y cinco retablos de mucho valor artístico. (Folio 5, pieza 25).

CHODOS, un antiguo cuadro de La Dolorosa. (Folio 5, pieza 32).

FIGUEROLES, varios cuadros de Ribalta. (Folio 11, pieza 35).

VILLAHERMOSA DEL RÍO, cinco retablos del siglo XV. (Folio 5, pieza 45).

VISTABELLA DEL MAESTRAZGO, destruida la fachada de la iglesia, de mucho valor artístico, así como valiosas obras de arte contenidas en ella. (Folios 4, 5 y 5, pieza 46).

ZUCAINA. Destrozados varios altares de gran valor. (Folios 4 y 5, pieza 47).

OLOCAU DEL REY, una imagen valorada en 75.000 pts y retablos de incalculable valor. (Folio 5, pieza 62).

ONDA, retablos de Juan de Juanes, un cuadro de Vergara, siete de Rubens y una imagen de San Roque del siglo XIII. (Folio 5, pieza 82).

CERVERA DEL MAESTRE, la Cruz parroquial y una imagen de Nuestra Señora de la Costa, ambas joyas de arte gótico. (Folio 7, pieza 88).

SALSADELLA, la Vera Cruz, la Cruz parroquial y varias casullas de gran valor artístico y religioso. (Folio 5, pieza 91).

TRAIGUERA, orfebrerías de Juan de Olzina y cuadros de Ribalta. (Folio 7, pieza 93).

BENICARLÓ, un Santo Cristo de notable mérito y un retablo valorado en 15.000 pts (Folio 7, pieza 110).

PEÑÍSCOLA, el Tesoro del Papa Luna, compuesto por varias joyas de arte religioso y reliquias de valor inestimable, valorado en 33.000.000 de pts por las autoridades republicanas que lo incautaron. El altar mayor de la iglesia parroquial, incendiado, tasado en 200.000 pts Desapareció o fue destruida una escultura de la Virgen con el Niño, del siglo XIII. (Folios 7, 9 y 13, pieza 112).

MONTÁN, un Cristo en la cruz, de Salcillo, y catorce altares de incalculable valor artístico. (Folio 10, pieza 130).

CASTELLÓN, el valor de los altares destrozados alcanza las 115.000 pts (Folio 425).De la magnífica iglesia arciprestal, declarada monumento histórico nacional desde hacía años, sólo quedaron los cimientos. La destruyeron piedra a piedra por orden del Ayuntamiento revolucionario. El “nefasto” régimen de Franco la reconstruyó y hoy sigue donde estaba.

 

Fueron destruidos los archivos parroquiales y saqueadas las viviendas de los sacerdotes en la mayoría de las parroquias del territorio. Fueron profanadas sepulturas en los templos, capillas y cementerios en Villamalefa, Chodos, Caltellfort, San Jorge y Montán. (Folio 7, pieza 29; folio 5, pieza 32; folio 5, pieza 53; folio 4, pieza 114; folio 10, pieza 130).

 

Las profanaciones cometidas en edificios, con objetos destinados al culto, fueron muy numerosas. En muchos pueblos, los templos fueron utilizados como almacenes, mercados, corrales, cuadras, garajes, cooperativas agrícolas, bares y algunos como salas de baile y cine. En numerosos pueblos, los milicianos se revistieron con las ropas ornamentales de los sacerdotes, parodiando ceremonias de culto.  En el municipio de Castillo de Villamalefa los milicianos y los dirigentes republicanos se ejercitaban en el tiro al blanco en el interior de la iglesia,utilizando como blanco las imágenes sagradas, y empleando la dinamita para arrancar cuatro imágenes empotradas en la pared que no pudieron ser derribadas con la piqueta. En Cálig, los milicianos y sus dirigentes políticos realizaron la parodia de fusilar una imagen de la Virgen María, a la que, finalmente, cortaron la cabeza. (Folios 6 y 7, pieza 29; folio 5 de la pieza 111).

En algunos pueblos se obligó a los vecinos, bajo amenaza de muerte, a entregar en los respetivos Comités revolucionarios, todos los símbolos religiosos que tuvieran en sus domicilios, para ser destruidos en la plaza pública.

De los pueblos de la provincia liberados, solamente en uno, Campos de Arenoso, la vida discurrió con entera normalidad, sin que se cometieran hechos delictivos; y en otros dos, Pavias y Pina de Montalgrao, si bien se cometieron algunos delitos, ninguno afectó a personas y bienes de la Iglesia.

La valoración total de los daños y perjuicios causados en los bienes de la Iglesia, resulta, por falta de los datos totales, de imposible cálculo. Tan sólo de algunos pueblos se conocen datos en estos momentos, cuando la guerra todavía no ha terminado.

Estos datos parciales, que afectan sólo a veintitrés municipios de la provincia, son los siguientes:

Serratella…………………………. 25.000 pts (Folio 7, pieza 7).

Tirig……………………………… 200.000 pts (Folio 5, pieza 9).

Torre Endomenech……………… 30.000 pts (Folio 9, pieza 11).

Oropesa………………………….. 30.000 pts (Folio 5, pieza 19).

Puebla Tornesa…………………. 75.000 pts (Folio 4, pieza 20).

Villarreal……………………..15.000.000 pts (Folio 18, pieza 24).

Castillo de Villamalefa……….   200.000 pts (Folio 7, pieza 29).

Chodos………………………….. 50.000 pts (Folio 6, pieza 32).

Sueras…………………………… 30.000 pts (Folio 5, pieza 40).

Vistabella de Maestrazgo……..1.000.000 pts (Folio 5, pieza 46).

Ares del Maestre……………… 180.000 pts (Folio 8, pieza 48).

Bel……………………………..     15.000 pts (Folio 6, pieza 50).

Castellfort…………………….   100.000 pts (Folio 5, pieza 53).

Puebla de Benifasar…………..     80.000 pts (Folio 8, pieza 66).

Bechí…………………………. 1.000.000 pts (Folio 5, pieza 57).

Alcalá de Chisvert…………… 1.123.000 pts (Folio 5, pieza 86).

Canet lo Roig………………… 5.000.000 pts (Folio 5, pieza 87).

Salsadella……………………. 1.500.000 pts (Folio 6, pieza 91).

Traiguera…………………… 13.000.000 pts (Folio 11, pieza 93).

Benicarló…………………….     250.000 pts (Folio 13, pieza 110).

Calig……………………………   30.000 pts

Montan………………………… 200.000 pts (Folio 10, pieza 130)

Grao de Castellón……………….100.000 pts (Folio 428)

                                              ———————

Total…………………………. 39.218.000 pts

APÉNDICE

DATOS DE PUEBLOS NO LIBERADOS

Comprende este Apéndice los datos, incompletos y provisionales, recibidos de pueblos no liberados o que se hallan en líneas de fuego, tales como Artana, Barracas, Binéfar, Eslida, Higueras, Jerica, Nules y Vall de Uxó.

Asesinatos: El Obispo de Segorbe; doce sacerdotes, de ellos, tres mayores de 60 años de edad; ocho hombres; una mujer. Total: 22 personas asesinadas.

Detenidos de los que se ignora su paradero: 25 hombres, de ellos cinco menores de veinte años; 13 mujeres, de ellas seis menores de veinte años. Total 38 personas detenidas de las que sus familiares no saben su paradero.

Detenidos en la zona republicana: 36 hombres, de ellos uno mayor de 60 años.

Cadáveres encontrados, que no son vecinos ni refugiados: Dos sacerdotes y trece hombres. Total: 15 personas.

En ARTENA el vecino Salvador Traver fue torturado brutalmente delante de su madre, antes de ser asesinado. Motivo: se negó a revelar el paradero de un grupo de personas que permanecían escondidas en el bosque y a las que el suministraba alimentos. Los cadáveres de los diez asesinados fueron quemados con gasolina.

En NULES al sacerdote Vicente Llombart le rompieron la muñeca de un brazo, el abrir el auto en el que le obligaron a subir para ser asesinado.

Por la trascripción: Francesc Basco Gracià. Periodista (Tarragona, 4 de julio de 2016).

El Frente Popular del siglo XXI

El Frente Popular del siglo XXI

FORÉS: BOICOTEAN EL TRASLADO DE

LOS RESTOS DEL BEATO TOMÁS CAPDEVILA

 El martirio y la memoria del beato Tomás Capdevila Miquel continúa siendo hoy objeto de polémica, ochenta años después de su gloriosa muerte, por quienes pretenden silenciar la auténtica memoria histórica y las barbaridades cometidas por el Frente Popular y la Generalitat republicana, en la provincia de Tarragona.

El párroco y los fieles del pequeño pueblo de Forés (Conca de Barberá), de donde era natural el beato – como es preceptivo cuando una persona es beatificada -, se disponían a trasladar sus restos mortales desde el cementerio de Conesa (Conca de Barberá), donde reposaban, hasta la iglesia de San Miguel Arcángel de Forés, donde iban a recibir sepultura definitiva. Parece que algunos Consistorios de la zona, entre ellos el de Forés, se opusieron a ese traslado y a la sepultura definitiva, tal como establecen las normas eclesiásticas, amenazando el traslado del sacerdote con manifestaciones de protesta, porque fieles de municipios de la Conca se disponían a sumarse en procesión al traslado de los restos del beato. En vista de la situación y para evitar enfrentamientos,  el Arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, tomó la decisión de trasladar los restos mortales del beato a la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, donde hoy reposan junto a los del Cardenal Vidal y Barraquer.

Tomás Capdevila Miquel nació en Forés el 22 de enero de 1903 en Forés, donde fue bautizado el 25 del mismo mes, en la iglesia parroquial. Se le impusieron los nombres de Tomás, Ramón, Pablo. Fue ordenado sacerdote el 22 de septiembre de 1928, y el 30 del mismo mes cantó su primera misa en la iglesia parroquial de Forés. Era hijo legítimo de los consortes Tomás Capdevila Batet, de Blancafort, y de Dolores Miquel Tarragó, de Forés. Ejerció su ministerio sacerdotal en Altafulla, la Santísima Trinitat de Tarragona, Riudecanyes, Sarral, Montbrió del Camp, y como regente de Conesa. Fue martirizado el 6 de septiembre de 1936, en Solivella. Tenía 33 años de edad y llevaba ocho de vida religiosa. Fue uno de los 147 sacerdotes y religiosos de la Archidiócesis, beatificados en Tarragona  (Universidad Laboral) el 13 de octubre de 2013, incluido en la causa del beato Manuel Borrás, obispo auxiliar de Tarragona.

Los comités antifascistas de Forés, Conesa y Sarral, hoy considerados “víctimas del franquísmo”, fueron los responsables del cruel martirio y el asesinato, entre otros, del beato Tomás Capdevila Miquel. La víctima era natural de Forés y cura – regente de Conesa; tenía 33 años de edad. Fue martirizado e inmolado el 6 de septiembre de 1936. Estos son los hechos:

Celebró la última misa el 21 de julio de 1936; alrededor de las diez de la noche abandonó la parroquia y se trasladó a pié a su pueblo natal, junto con sus padres. Permaneció algunos días en su casa. Vista la situación, junto a su padre se refugió junto a su padre en un bosque cercano al pueblo, en la partida denominada Sabellà, hasta el 5 de septiembre, fecha en que tuvo que regresar a casa, forzado por una urticaria con fiebre. El día 6 de septiembre de 1936, un grupo armado del Comité revolucionario de Forés se personó en su casa para apresarlo. El sacerdote huyó por una puerta trasera hacia un bosque cercano. Más de treinta personas del pueblo se lanzaron a su caza y captura, con armas en las manos. El sacerdote, viéndose rodeado, se sentó en una piedra esperando a sus verdugos. “Manos arriba; pasa delante”, le espetaron. Obedeció sin rechistar y se dispuso a caminar con los brazos en alto. A mitad de camino ya no podía más, y les pidió: “Levantadme las manos, que yo no puedo más”. Entonces le obligaron a seguir, y empezaron a pegarle, a escupirle y a mofarse de el. Le condujeron al Ayuntamiento, a cuya entrada le esperaba su madre, a la que abrazó; y dijo: “Mare, no ploreu la meva mort”. La escena provocó lágrimas en muchos de los allí presentes. Fue arrancado de los brazos de su madre, y conducido, a empujones, ante el Comité local. Le preguntaron si quería beber vino; contestó que no. “¡Bien lo bebías en misa!”, le espetó uno. Y le echaron el vino al rostro.

El Comité de Forés, llamó a los de Conesa y Sarral. Para condenarlo constituyeron un “tribunal” que le acusó, entre otras cosas, de no dejar tocar las campanas de la iglesia el Viernes Santo de 1934, y de escribir en diarios católicos. El sacerdote contestó: “Primero hemos de obedecer las leyes de la Iglesia”. Le abofetearon y le escupieron. El Comité de Forés, lo entregó a los de Sarral y Conesa, diciendo: “Haced de él lo que queráis”. Entonces le obligaron a subir a un coche, custodiado por un grupo de milicianos que le daban escolta en otro vehículo,  y con él se dirigieron a Solivella.

Entonces empezó el cruento martirio de la víctima por espacio de hora y media, el tiempo que duró el trayecto que separa Forés de Solivella. Durante el recorrido – todo en vivo – le amputaron la lengua y los miembros genitales, le sacaron los ojos y le fracturaron la clavícula izquierda. La víctima se desangraba poco a poco. Llegó a Solivella tan exhausto que permaneció inconsciente una media hora en la plaza mayor del pueblo. Puesta en marcha de nuevo la comitiva, se encaminaron al cementerio de la localidad. Como el camino era de herradura, fue descendido del vehículo a fuerza de brazos; arrastrado hasta el camposanto y lo precipitaron por un terraplén. El reloj de la iglesia parroquial de Solivella tocaba en aquel momento las campanadas de las once de la noche: era el 6 de septiembre de 1936. Los milicianos, siguiendo el pausado compás de las campanas, le descerrajaron once tiros a boca de jarro  Allí permaneció el cadáver  – “que presentaba toda suerte de cortaduras”, según la declaración de su madre -, hasta el día siguiente en que se le dio sepultura, cubriendo sus restos con una lechada de cal viva.

El dueño del coche, requisado por los milicianos para trasladar a la víctima de Forés a Solivella, declaró que antes de ser puesto nuevamente en servicio el vehículo, hubo necesidad de lavarlo intensamente y cambiar algunos forros de la parte trasera, puesto que las intensas manchas de sangre habían empapado la lona.

El 16 de noviembre de 1944, su madre, Dolores Miquel Tarragó declaró ante el juez la peripecia sufrida por su hijo sacerdote. Considera personas sospechosas de haber participado en el crimen Miguel Malo Vives y José Tarragó Roselló, junto a varias personas vecinos de Sarral. También prestaron declaración otras personas del pueblo sobre el atroz crimen.

El cura ecónomo de la parroquia de Santa María de Conesa, Francesc Florit, certifica que el 3 de septiembre de 1939 mandó dar sepultura eclesiástica al cadáver de mosén Tomás Capdevila Miquel que falleció “cruelmente martirizado y asesinado por su coraje y santa intransigencia en defender y vindicar loa derechos de Cristo y su Iglesia”. Sus restos mortales fueron trasladados por acuerdo del Ayuntamiento “y en medio de la consternación del pueblo, que le venera como un mártir”. Acudió a su solemne entierro una ingente muchedumbre de todos los pueblos de la comarca. Lo certifica el párroco Manuel Baldrich el 16 de abril de 1952.

El cadáver fue exhumado del cementerio de Solivella el día 3 de septiembre de 1939, y trasladado a Conesa, donde recibió cristiana sepultura. Los vecinos se arrodillaban al paso del féretro. Gentes de los pueblos cercanos se sumaron a los solemnes funerales.

  • Todos estos detalles pudieron ser recogidos de boca de los asesinos, que lo explicaban en público y se jactaban de ello, durante el periodo republicano del Frente Popular. Después intentaron esconderse o exiliarse.

 

  •  Los hechos han sido consultados en la Positio del obispo Manuel Borrás (Archivo Histórico Archidiocesano de Tarragona), y en la declaración de su madre, Dolores Miquel Tarragó, viuda, natural y vecina de Forés, que obra en el AHN, CGT, pag. 1.333. Todo ello se halla recogido en el libro “Beatifican 522 Mártires”, del mismo autor de este reportaje.

 

  • Actuaron como testigos de su vida y martirio: Francisca Duch Pijoan, Rosalina Torrellas Mañé, Marta Puig Corbella, Matilde Farré Savidó, Montse Mariano Torrellas, Cecilia Giné Clarazo, Pilar Giné Serra, Salvador Bosch Farré, Pedro Llorach Moix, Luis Puig Murtra, Juan Carlos Corbella Llort, Celestina Moix Gasol, Santiago Moix Capdevila, Maria Capdevila Miquel, Dolores Miquel Tarragó.

Francesc Basco Gracià. Periodista. Tarragona, 30 de junio de 2016.

Azaña: “España ha dejado de ser católica”

Azaña: “España ha dejado de ser católica”

LA CONVERSIÓN DE AZAÑA

 Manuel Azaña, Jefe de Gobierno y presidente durante la Segunda República, fue un exponente del anticlericalismo. No actuó con diligencia a la hora de evitar la quema masiva de iglesias y conventos en 1931. Es el autor de la famosa frase: “ni todos los conventos de Madrid valen la vida de un republicano”; o la de “España ha dejado de ser católica”, pronunciada en las Cortes. El espíritu de la Constitución de 1931, aprobada cuando él era jefe del Gobierno, estaba en esta línea. El texto regulaba de manera restrictiva el estatuto jurídico de las confesiones religiosas así como la libertad de conciencia. Su desarrollo legislativo tuvo una serie de graves consecuencias, como la disolución de la Compañía de Jesús en 1931 o la ley de Confesiones y Congregaciones Religiosas de 1933. El Cardenal Vidal y Barraquer dirigió, en su día, las siguientes palabras al presidente Azaña: “Aunque sea V.E. un perseguidor de la Iglesia, cumpliendo el precepto de Cristo le encomiendo a Dios todos los días, a fin de que un día se acuerde de que tiene V.E. un alma para salvar”.

El sacerdote Gabriel M. Verd, en el libro “La Conversión de Azaña”, describe los últimos momentos del político en su exilio francés. Pudo haber muerto arrepentido de su actuación, pidiendo perdón, piedad y misericordia a aquel Dios que tanto combatió en vida. Según relató el obispo francés de Montauban, monseñor Pierre-Marie Théas, que se acercó a él en los últimos días de su vida, años después del fallecimiento del dirigente del Frente Popular, hizo públicos los últimos momentos de Azaña, que él vivió de cerca.

“JESÚS, PIEDAD Y MISERICORDIA”.- El 18 de octubre de 1940 se produjo el primer encuentro entre el prelado y el presidente, gravemente enfermo, a petición del dirigente español. “Vuelva a visitarme todos los días”, dijo Azaña al prelado tras la primera cita. El obispo le visitó a diario; así lo relata: “Hablamos de la Revolución, de los asesinatos, de los incendios de iglesias y conventos… El me hablaba de la impotencia de un gobernante para contener a las multitudes desenfrenadas”. En estos escritos, rescatados por Gabriel M. Verd, el obispo añade que “deseando conocer los sentimientos íntimos del enfermo, le presenté un día el Crucifijo. Sus grandes ojos abiertos, enseguida humedecidos por las lágrimas, se fijaron largo rato en Cristo crucificado”. Tras esto, Manuel Azaña “lo cogió de mis manos, lo acercó a sus labios, besándolo amorosamente por tres veces, exclamando cada vez: ¡Jesús, piedad y misericordia!”. Siguiendo con el relato de los hechos, el obispo francés le preguntó: “¿Desea usted el perdón de los pecados?”, y contestó que sí. “Recibió con plena lucidez el sacramento de la Penitencia, que yo mismo le administré”, declaró monseñor Théas.

Sin embargo, cuando el obispo habló con los que rodeaban al enfermo para administrarle la comunión en forma de Viático (Sacramento que se administra a los enfermos moribundos), le fue denegado con estas palabras: “¡Esto le impresionaría!” La insistencia del prelado no dio resultado. Pero el presidente Azaña recibió la Extremaunción y murió el 3 de noviembre de 1940, en presencia del obispo francés.

Este acercamiento al catolicismo también fue confirmado por su viuda, que destacó la importancia que en estos hechos narrados tuvo una monja, que actuó como enlace para que pudiera conocer al obispo. Además contó que el día de la muerte del político, “ya por la noche, viéndole morir, por encago mío salieron en búsqueda de la monja, y ésta, cumpliendo mis deseos igualmente, vino acompañada del obispo. Minutos después, nuestro enfermo expiraba”.

REFLEXIONES DE CID MULET.- Joan Cid Mulet, delegat de Cultura de la Generalitat a Tortosa, descriu des de l’exili mexicà, en el seu llibre “La Guerra Civil i la revolució a Tortosa”, els últims díes de la guerra: “Ni un sol soldat republicà va quedar-se a defensar Barcelona. Ni un sol ministre va oblidar-se de fugir. Cap conseller de la Generalitat va emular Rafel de Casanova. Entre Olot, Girona i Figueres, l’aiguabarreig oficial augmentava la confusió de la dantesca caravana que per tots els camins que van a França es llençava a un èxode que no tindria parió en la història dels pobles” […]  “Ningú va sospitar mai el calvari que tot just començava. La República entrava en agonía. La lluita fratricida tocava a la seva fi. La revolució, que havia ensangonat les ciutats i els villarges, quedaria només amb tota la rastellera de crims i de disbauxes. Els pobles que havien patit el malson de por de tres anys, rebien Franco com a alliberador. Pero…, una nova repressió comançaria i les presons s’ompliren. Als orfes i a les vidues que amagaven el plor en la soletat i en l’odi, s’hi afegirien noves vidues i nous orfes. […] “Uns ídols subtituirien uns altres ídols. Les multituds sense consciència política, renegarien d’uns i beneirien uns els altres. Espanya, peró, endolada, sagnant, martiritzada, no oblidarà mai els horrors que  ha patit durant uns mesos de follia, per la incomprensió entre germans que l’abocaren a una bàrbara carnicería.”

Francesc Basco Gracià. Periodista. Tarragona, 18 de mayo de 2016.

Rezar es peligroso

Rezar es peligroso

Rezar, para los católicos, es hablar con Dios. ¿Qué hay de malo en ello?

La polémica ha surgido de nuevo: rezar es peligroso. La clase de religión católica, que es optativa, se ha convertido en un problema. Sobre todo para algunos periodistas. A unos se les ponen los pelos de punta; otros han abierto el catecismo de su madre y les cogen angustias. Tendrían que hacérselo mirar. Aunque con el PSOE en el poder ya se aprendía a rezar en la escuela, la culpa –no cabe duda– es del PP y de la Conferencia Episcopal, que son unos carcas. En el currículo aprobado por el gobierno socialista en 2007 se contemplaba la opción de aprender a rezar en clase. Lo curioso es que algunos opinan a su bola, sin documentarse ni haberse leído los decretos que enjuician. En los mismos centros, también se imparte la asignatura de religión islámica, en la que asimismo se enseña a rezar. Su currículo contempla que los alumnos «lean, reciten y memoricen fragmentos del Corán». El decreto observa la necesidad de «conocer y participar en las prácticas del Islam, como la oración, la limosna, el ayuno, la peregrinación, las celebraciones y las festividades religiosas». Y, por esto, a nadie se le han puestos los pelos de punta. Sólo cuando se trata de la religión católica.

En España, la asignatura de religión católica es una elección voluntaria y mayoritaria. Se han inscrito el 69,2% de los alumnos de educación infantil y el 73,5% de los alumnos de primaria; es decir, 1.727.539 alumnos, a los que nadie les obliga. En bachillerato se inscriben el 40,3% de los alumnos. Del mismo modo, se apuntan otros alumnos, voluntariamente, para aprender y practicar el resto de religiones monoteístas.

Rezar, para los católicos, es «hablar con Dios, nuestro Padre celestial, para alabarle, darle gracias y pedirle toda clase de bienes». ¿Qué hay de malo en ello? Yo he sido alumno y maestro de la escuela primaria. Y doy gracias, en primer lugar a Dios, a mis padres, a mis abuelos, a mis tíos, a mis maestros y a los párrocos de mi pueblo por haberme enseñado, no solamente a rezar, también los principios morales y éticos de la religión católica, entre los que está no mentir, como algunos hacen en determinados medios.

Yo también enseñé a rezar cada día de clase a mis alumnos, y no me arrepiento. Los sábados por la mañana les comentaba el Evangelio, con dibujo en colores incluido, pintado en la pizarra, que copiaban en su libreta. Recuerdo que un día les hablaba sobre el sentido grandioso que tiene la oración para los creyentes. Un alumno me preguntó: «¿Y usted cómo habla con Dios sin verlo?». Una buena pregunta. Al salir de clase fuimos a la iglesia y nos arrodillamos todos delante del Sagrario. Allí hablé en voz alta y pausada. Sería demasiado largo intentar repetirlo. Al salir del templo, los ojos de mis alumnos parecían iluminados; y en algunos asomaron lágrimas de emoción y afecto. Pasaron los días y, de cuando en cuando, alguno de ellos se acercaba a mi mesa para decirme: «Don Paco, ¿cuándo vamos a hablar con Dios?». Después de clase, nos íbamos todos a la iglesia un cuartito de hora… Y hablábamos; rezábamos… Hoy, unos son payeses; otros, abogados, profesores, médicos, farmacéuticos… Nadie quedó traumatizado por ello.

Guardo como oro en paño varios libros de oraciones de mi niñez y juventud; algunos, en la mesita de noche… Nunca se me han puesto los pelos de punta ni me ha cogido un arrebato de desvarío por ello. Repetir las oraciones, recordar los mandamientos, rezar el santo rosario, meditar el Evangelio… son cosas que enriquecen nuestro espíritu, ponen bálsamo a nuestras heridas y colman de esperanza nuestro empeño. En silencio, y sin ofender a nadie. Enseñar a rezar es bueno.

Francesc Basco Gracià, publicado en Diari de Tarragona el 06/03/2015