Citas de la II Republica

Verdades Ofenden

Manuel Azaña

Fue un importante líder republicano, participó en el pacto de San Sebastián, fue presidente de la II República (1931, 1936-1939) diputado en Cortes, ministro de guerra (1931-1933), líder de varios partidos republicanos y presidente del Consejo de Ministros de España (1931-1933). Su papel en el advenimiento de la república y en sus consecuencias fue importantísimo.

“Lo de Sanjurjo[El golpe de estado del General Sanjurjo en 1932]lo supe y pude haberlo evitado; pero preferí verlo fracasar”.

– 23-2-1936. H. Thomas; La guerra civil española; 1961; pág. 190.

“La guerra está perdida; pero si por milagro la ganáramos, en el primer barco que saliera de España tendríamos que salir los republicanos, si nos dejaban”.

– Entrevista a Claudio Sánchez Albornoz, por Carmen Sarmiento (Buenos Aires, 1976, última entrevista en el exilio antes de regresar a España)-

“No quiero ser presidente de una República de asesinos” (en referencia…

Ver la entrada original 7.353 palabras más

Anuncios

Renovación, Federación de Juventudes Socialistas de España, Bilbao 1907-Madrid 1936

Verdades Ofenden


Renovación 1909

En 1904 se constituyeron las Juventudes Socialistas de Bilbao, y el día 25 de marzo de 1906 quedó formada, en Bilbao, la Federación de Juventudes Socialistas de España. En Bilbao se celebraron los dos primeros congresos del que «habrá de ser, andando el tiempo, poderoso organismo auxiliar del Partido Socialista Obrero». En el segundo congreso, en 1908, estuvieron representadas las Secciones de Baracaldo, Bilbao, Eibar, Erandio, Gallarta, La Arboleda, Las Carreras, Madrid, Ortuella, Oviedo, Palma de Mallorca, San Julián de Musques, San Sebastián, Santander y Vigo. Y también en Bilbao se comenzó a publicar, en 1907, Renovación, órgano de educación y propaganda de la Federación de Juventudes Socialistas de España.

En el número 6 de Renovación (Bilbao, enero 1909, 8 páginas) puede leerse: «Para propagar el marxismo», por Mario Antonio (pseudónimo de Antonio Fabra Ribas, Reus 1879); «Marxismo y ética», por Enriqueta Roland Holst (Noordwijk 1869, poetisa)…

Ver la entrada original 4.983 palabras más

“..tendremos que ir a la guerra civil declarada” – Incitación a la violencia (así fue, las pruebas)

Verdades Ofenden

Incitación a la violencia

Muestras documentales de la agitación sociopolítica fijada por las formaciones políticas y sociales de izquierda y las nacionalistas entre 1930 y 1936.

En el curso de una convocatoria electoral que tuvo lugar en Alicante en enero de 1936, el político socialista Francisco Largo Caballero, el Lenin español afirmó:

“Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados (los comunistas, los separatistas y los anarquistas); pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble: colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad pero tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros las realizamos.”

Recogido por El Liberal de Bilbao el 20 de enero de 1936.

————————

Largo Caballero anunciaba el 20 de enero de 1936, en un mitin celebrado en Linares:

“La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida…

Ver la entrada original 5.032 palabras más

1939 – Causa contra Manuel Iglesias Ramírez, abuelo de Pablo Iglesias

Verdades Ofenden

Manuel Iglesias Ramírez, abogado y jurídico militar

La primera declaración de Iglesias Ramírez  fue tomada en Úbeda (Jaén) el 9 de abril de 1939. Dijo tener 26 años y ser natural y vecino de Villafranca, licenciado en Derecho y Filosofía y Letras, casado con María Dolores Peláez Zapater, hijo de Alberto Iglesias y Carmen Ramírez, dueños de la fonda de Reverte, entonces situada en la plaza de Fernando Ceballos y haber sido teniente auditor jurídico militar del VI Cuerpo de Ejército en Hoyo de Manzanares en 1937 y presidente del Tribunal Permanente del IX Cuerpo de Ejército desde marzo de 1938. En este último cargo intervino en unas 650 causas y dictó nueve sentencias de muerte. Admitió igualmente que en sus años universitarios fue de la Federación Universitaria Española (FUE) y que a comienzos de 1937 ingresó en el PSOE (lo había hecho en 1929 en las Juventudes Socialistas). Fue…

Ver la entrada original 4.478 palabras más

1934: Conspiración, alzamiento y guerra.

Verdades Ofenden

La evolución de los acontecimientos. Las elecciones generales de noviembre y diciembre de 1933

A la caída de Manuel Azaña, Presidente del Gobierno en septiembre de 1933, Alejandro Lerroux no fue capaz de formar gobierno por el rechazo general de las izquierdas y el desvío de las derechas que todavía no habían cuajado con él una alianza política estable.

Recibió encargo de formar gobierno el líder radical y gran maestro del Grande Oriente español, Diego Martínez Barrio, con carácter provisorio y con finalidad de convocar elecciones generales a Cortes.

La ley electoral, aprobada por las Cortes de Azaña, establecía definitivamente como circunscripciones electorales a cada capital con su término y al resto agrupado de cada provincia. Las mujeres podrían ejercer por vez primera en la historia su derecho al voto y los anarquistas, decepcionados con la República tanto como con la Monarquía, decidieron abstenerse en masa. Por iniciativa de los…

Ver la entrada original 15.558 palabras más

El asesinato del beato Tomàs Capdevila

El asesinato del beato Tomàs Capdevila

El asesinato del beato Tomàs Capdevila

El beato Tomàs Capdevila, natural de Forés, fue martirizado cuando tenía 33 años

Los comités antifascistas de Forés, Conesa y Sarral, hoy considerados “víctimas” del franquísimo, fueron los responsables del martirio y el asesinato, entre otros, del beato Tomás Capdevila Miquel. La víctima era natural de Forés y cura – gerente de Conesa; tenía 33 años de edad. Fue martirizado el 6 de septiembre de 1936. Estos son los hechos:

El día 6 de septiembre de 1936, un grupo armado del comité revolucionario de Forés se personó en su casa. El sacerdote huyó por una puerta trasera hacia el bosque. Más de treinta personas del pueblo se lanzaron a su caza y captura con armas en las manos. El sacerdote, viéndose rodeado, se sentó en una piedra esperando a sus verdugos. Lo apresaron, le pegaron, le escupieron y se mofaron de el. Le condujeron al Ayuntamiento, a cuya entrada le esperaba su madre, a la que abrazó y dijo: “Mare, no ploreu la meva mort”. La escena provocó lágrimas en muchos de los allí presentes. Fue arrancado de los brazos de su madre, y conducido, a empujones, ante el comité local. Le preguntaron si quería beber vino; contestó que no. “¡Bien lo bebías en misa!, le espetó uno. Y le echaron el vino al rostro.

El comité de Forés, llamó a los de Conesa y Sarral. Para condenarlo constituyeron un “tribunal” que le acusó, entre otras cosas, de no dejar tocar las campanas de la iglesia el Viernes Santo de 1934, y de escribir en diarios católicos. El sacerdote contestó: “Primero hemos de obedecer las leyes de la Iglesia”. Le abofetearon y le escupieron. El comité de Forés, lo entregó a los de Sarral y Conesa, diciendo: “Haced de él lo que queráis”. Entonces le obligaron a subir a un coche, custodiado por un grupo de milicianos que le daban escolta en otro vehículo, y con él se dirigieron a Solivella.

Entonces empezó el cruento martirio de la víctima por espacio de hora y media, el tiempo que duró el trayecto que separa Forés de Solivella. Durante el recorrido – todo en vivo – le amputaron la lengua y los miembros genitales, les sacaron los ojos y le fracturaron la clavícula izquierda. La víctima se desangraba poco a poco. Llegó a Solivella tan exhausto que permaneció sin conocimiento una media hora en la plaza mayor. Puesta en marcha de nuevo la comitiva, se encaminaron al cementerio de la localidad. Como el camino era de herradura, fue descendido del vehículo a fuerza de brazos; arrastrado hasta el camposanto y lo precipitaron por un terraplén. El reloj de la iglesia parroquial tocaba en aquel momento las once de la noche; era el 6 de septiembre de 1936. Los milicianos, siguiendo el pausado compás de las campanas, le descerrajaron once tiros a boca de jarro Allí permaneció el cadáver – que “presentaba toda suerte de cortaduras”, según la declaración de su madre -, hasta el día siguiente en que se le dio sepultura, cubriendo sus restos con una lechada de cal viva.

El cadáver fue exhumado del cementerio de Solivella el día 2 de septiembre de 1939, y trasladado a Conesa, donde recibió cristiana sepultura. Los vecinos se arrodillaban al paso del féretro. Gentes de los pueblos cercanos se sumaron a los solemnes funerales. Tomás Capdevila Miquel fue beatificado en Tarragona el 13 de octubre de 2013.

Francesc Basco Gracià, publicado en Diari de Tarragona el 20/02/2014